MBS Quiénes Somos Publicaciones Contacto
Publicaciones

MBS Gerencial Presupuesto Básico para la Calidad Total

Siempre me ha preocupado la carrera del Gerente, Presidente o como se le quiera  denominar a ese ejecutivo que en un momento determinado de su vida se ve abocado a dirigir o gerenciar una empresa determinada.  Cuando terminé mis estudios universitarios, obtuve un preciado diploma que mas o menos decía así: “La Universidad Pontificia Bolivariana teniendo en cuenta que el Señor Luis Guillermo Jaramillo Mejia curso y aprobó todas las materias correspondientes al pensum de Ingeniería Química, le confiere el Titulo de Ingeniero Químico…”

Esta  leyenda especial otorgada por una universidad respetada tenía una significación básica: Me facultaba para desempeñarme como Ingeniero Químico, ¡eso es todo! Pero (acá esta la ciencia), y ¿Dónde podría ejercer? ¿Dónde me podría desempeñar?....

En cualquier empresa como Ingeniero Químico, por supuesto, así fuera un novicio, un neófito.  Era simplemente ingeniero químico, había cursado un pensum especializado, reconocido, concordante con aquellos de las escuelas mas reputadas en occidente, lo que simplemente me permitía presentarme como Ingeniero Químico.  La clave: Un pensum, unas materias, un curso, las pruebas y la suficiencia que me acreditaba como tal profesional.

¿Pasara lo mismo con el Gerente de Empresas? ¿Existe alguna Universidad que otorgue el titulo de Gerente o Presidente de Empresas? ¿Se podría pensar en eso? ¿Cuál debe ser el  tipo de profesional que se requiere para dirigir una empresa? ¿A que clase de profesional se le puede encomendar esa delicada misión? Esta es la pregunta que me he venido haciendo durante los últimos veinte años mientras ejercía “otra profesión” en varias ramas o especialidades.

La conclusión  a la que he llegado luego de la paciente observación, es la de que ese profesional no se da en ninguna Universidad y que la carrera de Gerente o Presidente se hace solo en la Universidad de la vida  pero bajo ciertas reglas o condiciones y “cursando ciertas y determinadas materias”.  Lo que realmente ocurre por ejemplo con los profesionales de las armas, con los Generales.  En ninguna escuela militar del mundo se gradúan comandantes ni Generales.  Se gradúan Oficiales, que de continuar su carrera y sus estudios, algún día se recibirán de Generales ¡ pero nunca antes de exigente entrenamiento, un estudio continuo y de una carrera exitosa!

Mi preocupación por la administración surgió de la observación y del estudio sistemático de los problemas que han afrontado de forma genérica la casi totalidad de nuestras empresas, principiando con el de la diversidad de estilos y ensayos que han tenido que soportar a nivel de Gerencia.  Porque no es secreto para nadie de que hoy se hable de estilos Gerenciales y de que la Administración es un Arte.  Aun hoy en día se confunden ciertas herramientas o materias de la Administración con ella misma si se habla de planeación estratégica, administración por objetivos, desarrollo organizacional, Teoría de los Sistemas, de la contingencia, etc,etc.

Todo esto me lleva a concluir que a estas alturas no existe a nivel de la doctrina, un criterio homologo, concertado y unísono sobre la verdadera esencia y estructura de la administración como carrera y como profesión  que debe ser, y que en mi concepto es determinante para garantizar un desarrollo integral y una conducción acertada para cualquier empresa.

Esta conclusión, que riñe con múltiples teorías y propuestas, de lo que debe ser la administración, se fundamenta en la convergencia o en el común denominador que  presenta la gran mayoría, por no decir el total de las empresas a nivel de sus recursos primigenios o básicos.  Digo primigenios porque estos recursos comunes a todas las empresas, son los generadores o los que dan origen a otros recursos subsidiarios y porque sin ellos o con la ausencia de uno solo de ellos, no es posible estructurar ninguna empresa en su sentido objetivo o material.  Esos recursos son los hombres, el dinero y el tiempo (HDT), recursos que al igual que los elementos CHON, que fundamentan la vida en nuestro planeta, hacen de la empresa una realidad tangible y viva.

Bien todas las empresas nacen del concurso, combinación, interacción, trabajo, relación, coordinación de esos tres recursos fundamentales y para dirigirlos, coordinarlos, ponerlos a producir y lograr unos objetivos propuestos, se necesita un “gerente”.  Este profesional especialísimo es un líder con la capacidad de responder íntegramente por el desempeño y control de esos recursos.

Orígen del MBA

Corrientemente las siglas MBA significan en ingles, Magister en  Business & Administration, un postgrado en administración a nivel de maestría que se otorga en algunas universidades reputadas de administración.  Pero en nuestro caso es tan solo una coincidencia.  Del análisis de los problemas que afrontaron, afrontan y afrontarán nuestras empresas, necesariamente encontramos que en su gran mayoría obedecen a una falla o desconocimiento total o parcial en unas materias fundamentales. Estas materias son: Asuntos de Personal, Ciencia y Tecnología, Planeamiento y Operaciones, Control Integral, Comunicaciones y Relaciones Publicas, y hemos decidió llamarlas las Materias Básicas del Administrador.  De suerte que un gerente debe ser un “Diplomado en MBA” o no podrá llamarse como tal,  de la misma forma que un Ingeniero Químico ha cursado un pensum especializado en Ingeniería Química, un abogado otro en jurisprudencia, y un medico uno especializado en medicina.

El correcto manejo de esos recursos exigen pues el conocimiento y dominio pleno de esas cinco materias fundamentales por las siguientes razones:

  1. El gerente debe procurar el desarrollo integral de sus empleados. Además es su responsabilidad, lograr la misma motivación y buscar la excelencia en su desempeño.

    En esta concepción, todas las ciencias relacionadas con la administración de personal, los programas de selección, capacitación, estructura de la organización, desarrollo humano, bienestar laboral, participación del hombre en la empresa, motivación y comprensión, son capítulos de esa importante materia, Asuntos de Personal.  Hemos observado que en algunas empresas y como excepción, los programas y la atención al personal están de moda, como si hubiesen aparecido estos recursos recientemente.  En la gran mayoría de las empresas existen unos departamentos de personal, para administrar los conflictos y controlar el reglamento interno.  Es más, no creo exagerar que en un gran sector, esas oficinas son de segunda clase y es mucho más importante para todos los efectos la producción o los departamentos de mercadeo y ventas.  Gran error, porque los demás recursos Dinero y Tiempo no significan nada por si solos , sino están detrás de ellos los Hombres, es decir El Talento Humano.  Los gerentees han nacido “Técnicos”, mas encaminados a buscar soluciones cuantitativas y económicas, son mas “economistas” que otra cosa y olvidan que El Talento Humano, como parte fundamental e imprescindible de la empresa, es el recurso que mueve a la empresa.

  2. El gerente debe dominar su oficio y conocer perfectamente el campo científico y tecnológico en el que se desenvuelve su empresa, departamento o sección.  El área bajo su responsabilidad debe estar plenamente impregnada y consistente de las técnicas mas modernas para su correcta conducción y manejo.

  3. El gerente tiene un recurso inexorable que es el tiempo, y que una vez perdido no puede recuperarse.  El trabajo debe ser planeado y ejecutado en forma precisa y consecuente.  El gerente debe responder siempre: ¡que se va a hacer!, ¡como lo va a hacer!, ¡para que lo va a hacer! La planeación es tan solo una materia básica, una herramienta indispensable.  No se concibe una administración sin ella.  Ahora, la planeación debe estar unida a la operación.  Es primero el planeamiento y subsecuente la operación.  No se entiende planeamiento sin operación y esta sin aquella.

  4. El gerente debe controlar todas sus operaciones.  El control integral de cada actividad lleva a la calidad total en el trabajo.  Todas las cosas hay que hacerlas bien desde el principio.  No se debe controlar la calidad final de un producto en particular.  Todo trabajo o actividad hay que ejecutarlo con calidad y para ello la supervisión y el control en cada actividad en cada uno de sus pasos o etapas es imprescindible.

  5. El gerente es un individuo que trabaja interrelacionado en forma permanente con otros individuos, las relaciones interpersonales son determinantes e irremplazables.  Por lo tanto, su carácter, comprensión y sus conocimientos en relaciones públicas y comunicaciones son básicos.  Un signo explicito para el gerente puede que no signifique nada para sus colaboradores o compañeros si estos no han tenido la posibilidad de intercambio o aprendizaje de esa información.

Cada una de estas materias es básica y un desajuste en una sola de ellas, altera todo sistema y no produce los resultados esperados.

Un gerente dirige, administra,  y controla recursos, Talento Humano , Tiempo y Dinero y para ello debe conocer, dominar como mínimo esas materias y lo que ellas significan, es decir, debe ser un “profesional diplomado” en MBA, para poder responder por una empresa cualquiera que ella sea.

Podría volverme eterno con los ejemplos en empresas especializadas para las cuales el Gerente siempre debe ser un Diplomado en MBA.  Hoy en día quizá la empresa mas grande del mundo, la mas compleja aun en gestación, la constituye la recuperación de Kuwait y la expulsión del invasor  Iraquí.  Creo que nadie puede dudar de la magnitud de tal empresa ni en Recursos Humanos, dinero, en posibles vidas humanas, en valores, en principios y en repercusiones a nivel mundial.  Del éxito o del revés en esta operación  puede pender, el futuro del mundo.  Pues bien, al frente de las fuerzas de recuperación hay un verdadero profesional, un Gerente, un General de cuatro estrellas "diplomado en MBA".  Sus estrellas son fruto de su carrera, de sus conocimientos y de su éxito.  No podría ser reemplazado por un baquiano o por un político, o por un abogado, ¡No!, su puesto solo puede ser reemplazado por otro Gerente semejante o mejor que él, pero con la misma estructura, conocimientos y métodos, ¡con el mismo esquema! No podrían nombrar a un gerente para esta empresa, a un egresdo de la escuela de Arte y Decorado o del Instituto Neoyorquino de Fotografía.

Con la empresa ocurre lo mismo.  Si los recursos que se manejan son básicamente los mismos, podríamos esperar éxitos en su conducción, si cada vez tenemos un ¿Gerente de estilo diferente? Que tal si a los pilotos del 767 que acababa de inaugurar Avianca y que le costo sesenta millones de dólares les diera por volar cada día con un estilo diferente, unas veces invertido y otras veces con los motores apagados? No, la administración no puede ser de estilos, es una profesión científica y sistemática y quien no sea “Diplomado en MBA” no podrá conducir a su empresa con éxito y permanencia.  Podría tener momentos lucidos o de suerte, o brillar en épocas de vacas gordas pero no prevalecerá cuando tenga que afrontar las dificultades y los verdaderos retos.  La Calidad Total que es un concepto viejo y nuevo, parte de una filosofía, un presupuesto, de unas bases elementales pero consecuentes, unísonas o uniformes, de un lenguaje, y este es principalmente el concepto del MBA Gerencial, lo demás no será sino una moda pasajera, un Show, un programa, que necesariamente ira a los cajones de los baquianos o prácticos que no tienen como absorber el refinamiento que la practica del MBA Gerencial requiere.

 

L.G. JARAMILLO
Publicado inicialmente en la Revista No. 57 de la UdeM en Oct 1990

 

© Todos los derechos reservados 2017, Xamoa INC-MBS. Design By ImageID. Powered By AyMSoft 2003-2017.